• Kristhian Cabrera

El Café de Sodoma - Mis Recuerdos de Zona Rosa


Tenía tiempo que no caminaba por Zona Rosa a la luz del día, básicamente, porque a últimas fechas mi recorrido se limita de donde estaciono el carro al bar donde me haya quedado de ver con mis comadres; pero hace unos días, ayer, de hecho, me quede de ver con alguien en la tarde en "Zona" (Como solemos llamarla) y me entró un ataque de nostalgia mientras iba recorriendo sus calles para llegar al café donde era mi cita.

Salí del closet cuando tenía veintitrés años y obviamente como “nueva jotita” recién desempacada de la vitrina, uno de los lugares que con más curiosidad recorrí fueron justamente las calles de Zona Rosa. Han de saber que cuando esto ocurrió era el 2005, o sea, no hace mucho y desde que empecé a ser cliente frecuente de los lugares “de ambiente” hasta ahora me ha tocado ver como en estos años (no voy a decir cuántos) ha cambiado la “sonaja”.

A riesgo de sonar cual tía solterona y quedada, diré que en mis tiempos me tocó una Zona Rosa bastante diferente a la de ahora… y no considero que la actual esté mal, bueno, en el aspecto de vida nocturna y opciones que tenemos para divertirnos, porque si hablamos de cómo está la zona físicamente pues la verdad es que su estado es deplorable, con las calles abiertas cual si hubieran sufrido un ataque de bomba y así. Pero bueno, a lo que iba es que en mi ataque de nostalgia me dio por ponerme a recordar cómo era (la zona) cuando yo la conocí. Empezaré por las cafeterías de Amberes que hoy brillan por su ausencia, a excepción de Starbucks, claro.

¿Quién no extraña tomarse un capuccino en Be Gay Be Proud? ¿Un Chai en 12:30? ¿O una partidita de Clue en el 42? Porque sí, lo que ahora es Dramma antes fue una de las cafeterías de ambiente más exitosas de Amberes. Era muy divertido llegar a echar el chal y el cafecito con las amigas en la tarde, cenar coquetamente en el restaurante del 12:30 y después solo atravesar la calle e ir a fiestear en el Boy Bar original, o en el Papi, o en Lipstick, o en BlackOut.

Amberes era la calle “Nice”, Londres la calle de “las titeras”, porque a lo largo de esa calle estaban los diferentes Cabare-titos (Neón, Safari, VIP), que muy criticados despreciados y todo, pero NO hay un solo gay de más de 25 años por muy mamón que sea, que no los haya pisado por lo menos una vez en su vida o haber bailado por lo menos la coreografía de “Las Campanas”, es más, tan marcaron época, que más de 15 años después, suena en alguno de los bares y todas bailamos por lo menos los pasos del corito, aunque estemos en algún bar mamón de Polanco.

Lo que es un hecho definitivo es que seguirán pasando los años, la Zona Rosa seguirá evolucionando (o involucionando, según como se vea), lugares abriendo, otros cerrando o cambiando de concepto, jefes delegacionales yendo y viniendo, pero "Zona" seguirá siendo ese bastión donde la comunidad jotita se divierte, se expresa, convive, se bufa, se conoce, donde nacen romances, se rompen corazones (y otras partes de la anatomía), donde la comadre de provincia que visita la gran capital se deschonga, donde las vestidas se lucen, donde muchos y muchas conocerán a su primer amor en algún bar… donde alguna jota mayor y amargada se queje amargamente de las jotitas modernas; justo como yo lo hago ahora veladamente, desde la premisa de “Todo tiempo pasado, fue mejor”, mientras me tomo un "venti latte deslactosado chai" en la esquina de Amberes y Reforma.

En fin, seguiré recordando…

Kristhian.


#zonarosa #1230 #El42 #BeGayBeProud #Papi #BoyBar #Lipstick #BlackOut #Cabaretito

Nosotros

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes a la diversidad sexual en México interesados en difundir las noticias, bufe y perreo que nuestra comunidad provee a todo el mundo.

Contacto

E-mail:

webqueperra@gmail.com

 

Whatsapp:

+52 55 3997 6018

Redes Sociales
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey
Logo Que Perra Web

© 2017 ¡Qué Perra! Creado por y para la comunidad de Diversidad Sexual en México