• Giovany Gracia

Literatura Gay - Novoedades, espejos, estatuas saladas y otras contemporaneidades.


México ha tenido un puñado de grandes escritores a lo largo de la historia, por ejemplo, resuena el nombre del nobelado Octavio Paz, y entre esas sombras, pisándole los talones, incluso en las fechas de nacimiento esta otro escritor llamado Salvador Novo López, autor prolífico, tan multifacético que no podríamos terminar de hablar de él. Erraríamos al decir que sólo fue poeta, cronista, dramaturgo o burócrata, y peor aún, decir que simplemente fue un sátiro, vanguardista, contemporáneo, o en una sola palabra ¡JOTO! Sí, como lo leen, Salvador Novo fue “el homosexual belicosamente reconocido y asumido en épocas de afirmación despiadada del machismo” tal como lo dijo Monsiváis, lo que podríamos traducir como: “aquel que nunca tuvo miedo de su homosexualidad, es más, fue aquel que la utilizó como un forma de vida”.

Por el momento parece un héroe homosexual que todo gay debería tener en su buró, pero no todos pensaban que fuera tan maravilloso, su amigo Nandino comenta en sus Memorias: “Intelectual y mordazmente era el más atrevido del grupo, y se valía de su cuerpo y de su fama para cierto cinismo exagerado. Su afeminamiento era un poquito ridículo, como si un elefante quisiera hacer jotería. Indudablemente que si Salvador hubiera tenido respeto por sus amigos y si hubiera sido más sincero en la poesía, hubiera triunfado mucho”. De esto podemos aceptar casi todo, excepto la parte de la poesía fracasada.

Podemos separar la poesía de Novo en dos grandes bloques:

1. La poesía “oficial” (sus reconocidos 11 poemarios)

2. Su mordaz poesía satírica.

El contraste puede llegar a ser tan escalofriante como una esquizofrenia poética, que cuando dice “[…]Yo les diré entonces / que los he escrito desde que tenía once años: / No he de decirles nunca / que no he hecho sino darles la clase que he aprendido / de todos los poetas. […]”, no se parece tanto a quien dice: ” […]Un escritor genial, un gran poeta... / Desde los tiempos del señor Madero, / es tanto como hacerse la puñeta.[…]”; y parecerá que sus grandes maestros, y con gran éxito, fueron Catulo o Marcial. Sin embargo la poesía de Salvador Novo es como un variado arcoíris de claros y oscuros en el que encontraremos desde poesía de amor hasta poemas vanguardistas. Por si no hubiera sido poco la exhibicionista vida de Novo, tras su muerte se publica su crónica autobiográfica “La estatua de sal”, donde narra detalles de la vida gay que el mismo vivió. En este texto recorremos de la mano de un maestro las calles del Centro Histórico joteando, ligando, y ma… reando.

Acaba de pasar un aniversario más para recordar a Nalgador Sovo, Salvador, El Maestro, El Cronista de la Ciudad, llámesele como más guste, que este pícaro nunca muere menos cuando se lleva la ironía hasta la tumba, y se muere a los 69 años.


#SalvadorNovo #NalgadorSovo #literaturagay

0 vistas
Nosotros

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes a la diversidad sexual en México interesados en difundir las noticias, bufe y perreo que nuestra comunidad provee a todo el mundo.

Contacto

E-mail:

webqueperra@gmail.com

 

Whatsapp:

+52 55 3997 6018

Redes Sociales
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey
Logo Que Perra Web

© 2017 ¡Qué Perra! Creado por y para la comunidad de Diversidad Sexual en México