• Antonio Marquet

Adios Super Perra


También conocida como Superperra, Hermana Vampira, muere el 14 de febrero de 2020 en el Hospital la Raza del IMSSS. Un lacónico mensaje de Daniel Vives Ego, me lo informó. Oswaldo Calderón ha trascendido. No pude entenderlo quizá porque no quería.

Esta es una de las últimas fotos que le tomé el 9 de enero en la fecha de la primera presentación de Dragas en rebeldía, un libro en el que Oswaldo Calderón es figura central.

Lo era sobre todo por sus declaraciones tan contundentes, tan claras, tan iluminadoras no solo de los principios que lo guiaban en su quehacer como draga, sino de la draguedad en su conjunto.

Como ninguna otra draga sostenía una posición firme en sus principios: un gran profesionalismo, un inquebrantable compromiso con los suyos, con el escenario, con su voluntad de divertir.

Oswaldo Calderón es una de las personas más inteligentes y agudas que yo haya conocido; uno de los personajes más cálidos y protectores que existan. Eso lo sabía todo mundo, a pesar de que en el escenario su personaje salía del mismo averno.

Ese frío día de enero, me dijo que estaba afónico; que se trataba de un tema de alergia porque, sin saberlo, había injerido fresas que le hacían daño. No era eso. La afonía era el anuncio de la neumonía que ya estaba apoderándose de los recintos alveolares de nuestra querida Superperra.

Durante la presentación del libro, nunca se le escuchó ronca, o con problemas de garganta. Hasta ese punto era su autocontrol, su capacidad de transformar las condiciones adversas a su voluntad.

Aunque no se sentía perfectamente, por ningún motivo quería perderse la presentación de un libro del que era coautor, como él lo reivindicaba con acierto. No sólo era el coautor, era una de las razones que vertebraban el libro, que lo guiaban. Sin lugar a dudas las respuestas que el me concedió es el material más valioso de Dragas en rebeldía.

Hasta donde yo puedo percibir, las Hermanas Vampiro, César Enríquez, Fabián Cháirez, el dragatitlano Roberto Cabral, son dragas señeras que han impreso en la draguedad mexicana su sello definitorio e independiente.

A partir de ellas, se puede hablar del acto drag como un dispositivo transformador de la conciencia, entre burlas y veras, risas y lágrimas. En efecto, un acto drag transmuta la realidad, la cuestiona. Nadie queda indiferente ante el acto drag pleno. Como sucedía con las noches de los domingos que eran los días en que las Hermanas Vampiro se presentaron en numerosos bares entre los que se encuentran El Taller, de donde las echaron, para vergüenza eterna de ese antro y de la casta diva, fustigadora de la feminidad, la autora de la novela Agapi Mu.

El trabajo de las Hermanas Vampiro nunca dejó indiferente a nadie: además de las carcajadas, provocaba reacciones viscerales, pasiones. Sobre todo, adicción.

Oswaldo Calderón lo dijo: Todo México es territorio Vampiro. Habría que añadir que toda entraña de perra, es decir, de cada uno de sus espectadores, es santuario Vampiro.

Nos deja una gran herencia y el compromiso luchar como perras para defender y consolidar el Imperio Gay, territorio al que dirigía sus buenos días cotidianamente.

Oswaldo Calderón formó una compañía que con el tiempo se ha convertido en una poderosa legión: la de las Hermana Vampiro.

#superperra #oswaldocalderon #lgbt #vidanocturna

Nosotros

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes a la diversidad sexual en México interesados en difundir las noticias, bufe y perreo que nuestra comunidad provee a todo el mundo.

Contacto

E-mail:

webqueperra@gmail.com

 

Whatsapp:

+52 55 3997 6018

Redes Sociales
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey
Logo Que Perra Web

© 2017 ¡Qué Perra! Creado por y para la comunidad de Diversidad Sexual en México