• Giovany Gracia

Call me by your name o la crónica de un deseo que nadie sintió


Recientemente se le otorgó el Oscar por mejor guión adaptado a James Ivory por la película Call me by your name basada en la novela homónima de André Aciman. Ivory tiene una larga carrera como cineasta, ha dirigido importantes adaptaciones de obras literarias como: Una habitación con vista (1985), Maurice (1987), Regreso a Howards End (1992) o Lo que queda del día (1993) con las que ha sido nominado como mejor director; estas obras maestras lo encumbraron como uno de los grandes. Para esta película, colaboró con el director Luca Guadagnino.

La novela de André Aciman, Call me by your name refleja mucho de la historia personal del autor: nacido en Alejandría y vivió sus primeros años en Italia con su familia sefardí, en su casa se hablaba francés, italiano, griego, ladino y árabe; multiculturalidad que se plasma en la novela. La historia nos lleva a la Italia de los 80’s, pero no al país movido de las grandes ciudades sino el de las campiñas tranquilas alejadas de los últimos años de plomo italianos. La atmosfera de la película nos lleva a esos espacios judíos aislados del resto, que nos recuerda las novelas ferrareses de Giorgio Bassani, y ahí se contará el romance de dos jóvenes: Elio y Oliver.

Ivory ha sido reconocido por sus adaptaciones de historias inglesas que dirigió con gran maestría, ya que estas tenían de fondo estudios de la sociedad, que por años recolecto. En este caso la obra se sitúa en un pequeño pueblo italiano, el espectador verá que el ambiente se vuelve un espacio idílico con un foco que solo se fija los personajes principales, las calles normalmente vacías y dos que tres personas a veces adornan las escenas. Esta es una de las características de Ivory, la reducción mínima de los elementos, que no es que faltarán más para contar la historia.

La novela está narrada en primera persona, esto se ha sustituido en la película por un narrador en tercera persona omnisciente que nos dirige de un lado a otro en esos interminables días de verano. Esta forma de narrar afecta enormemente la historia, ya que la novela es una especie de confesión intima que narra todo con sensaciones y emociones, los que fue un reto para Timothée Chalamet, quien queda corto al expresar los conflictos internos de Elio, lo que deja al espectador inmutado, con la sensación de que no pasa nada. Los silencios que se extienden a lo largo de las escasas frases dilatan el tiempo de la película, causando aburrimiento en algunos despertando los sentidos de otros para admirar esas escenas de verano que se repiten una y otra vez. Inicialmente la novela se cuenta en retrospectiva como una serie de memorias de lo que Elio vivió esas semanas junto a Oliver que tienen toda los defectos de la memoria como imprecisiones y muchas elipsis, Guadagnino fue quien decidió eliminar esta parte para sembrar “sorpresa”, así como eliminar la voz en off que Ivory quería implementar, situación que en lo personal lamento porque creo hubiera esclarecido de mejor manera las intenciones y pensamientos de Elio.

La historia más que un romance rosa, cursi y de final triste, podría entenderse como una indagación sobre los intensos deseos del joven Elio, pero la pantalla grande nos dejo con la boca empalagada por hacernos creer que estamos ante una historia cliché de campiñas italianas. La parte del deseo es apagada con premura por el director, quien quiso reducir las escenas de sexo, argumentando que el erotismo que había plasmado era el suficiente, es decir tener a los protagonistas sin camisa la mayor parte de la película, ya saben como si les picara la ropa, extendiendo el cuerpo de Elio en la pantalla en poses de escultura griega; todo para evitar representarnos escenas como:

“Nunca se me había ocurrido pensar que lo que me había producido pánico cuando me tocó fuese lo mismo que asusta a las vírgenes cuando las toca por primera vez la persona que han elegido: descubren sensaciones que no sabían que existían y que producen placeres muchísimo más perturbadores que los que se consiguen en solitario.”

“Esto es lo más cerca que jamás he estado de decirle quédate. Quédate a mi lado. Deja que tu mano vuele hacia donde desee, quítame el bañador y tómame, no haré ningún ruido, no se lo diré a nadie, sabes que la tengo dura y si no lo sabes cogeré tu mano, me la meteré ahora mismo dentro del bañador y dejaré que introduzcas todos los dedos que te apetezca dentro de mí.”

Así que nos queda solo agradecer que no nos hayan robado la escena del melocotón y Elio, que el director estaba dispuesto a eliminar, Al menos podemos decir que Ivory repeló un poco por la mojigatería del director. Otra de las omisiones de la adaptación es la eliminación de los guiños de literatura que servían como medio de comunicación entre los amantes. Fuera de estos detalles, podríamos decir que el desarrollo de los personajes de Ivory es muy brillante ya que la novela no detalla más allá de Elio y Oliver, dándole una personalidad muy interesante a los padres de Elio, aunque me parece que inflaron de más al personaje de Marzia, amante de Elio, ya que sus acciones extras no aportan mucho, y solo contribuyen a empeorar el ritmo, de por sí ya lento.

En Call me by your name hemos asistido al resultado de una obra que al modificar sus formas, pierde partes importantes de la obra primaria causando en el público reacciones de rechazo. En general veremos una película visualmente muy bella, llena de torsos sudados en figuras perfectas, un filme de ritmo parsimonioso hasta el cansancio, que nos muestra un romance que parece superficial, por la falta de elementos que permitan a los espectadores comprender la perspectiva más interesante de la obra de Aciman. La explicación del premio puede ir por varios caminos: lo podemos entender a partir de haber tenido rivales menores, aunque la propuesta de Mudbound se mostró más interesante, o podríamos explicarlo a partir de las clásicas cuotas de la Academia, que en esta edición se mostro muy incluyente, correcta, y temerosa. Quizá nunca los sabremos, mientras tanto échenle un ojo a dos productos muy distintos, y decidan cuál les parece mejor. Y prepárense para la segunda parte que amenaza con salir en el 2020, pura cortesia del director.

#mejorguiónadaptado #JamesIvory

71 vistas
Nosotros

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes a la diversidad sexual en México interesados en difundir las noticias, bufe y perreo que nuestra comunidad provee a todo el mundo.

Contacto

E-mail:

webqueperra@gmail.com

 

Whatsapp:

+52 55 3997 6018

Redes Sociales
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey
Logo Que Perra Web

© 2017 ¡Qué Perra! Creado por y para la comunidad de Diversidad Sexual en México