• Marco Belmont

La incompetencia de los sistemas de seguridad social -Caso de la vida real -


Hoy tomé la decisión de publicar un caso real sobre el desabasto y la incompetencia de las instancias de salud pública de nuestra CDMX en particular, aunque no dudo que esto pase aún más seguido en el resto de la República Mexicana.

Hace 4 meses que Iván me contó sobre su cambio que realizaría al obtener la seguridad social en el IMSS y dejar la Clínica Condesa para atender su condición de VIH positivo.

Realmente creo que en este mundo actual en donde los trámites podrían ser tan fáciles al tener tanta tecnología a la mano que no es nada complicada, y parece que estas instituciones llevan un retraso de 50 años por lo menos. Ya que en algunas clínicas he visto como aún usan esas máquinas de escribir que son super antiguas y no llegamos ni a las eléctricas, hablamos de esas que te pueden romper un dedo si no la sabes usas bien.

Tan fácil que sería tener una base de datos compartida en una red para que desde cualquier clínica pudiera checar un expediente electrónico, pero no, parece que les gusta que los pacientes pasen de un lugar a otro llevando formatos y buscando quien les llene de sellos sus solicitudes, “el sello de vigencia” “el sello del área” “el sello de la virgen del piso 3” “el sello de la abuelita del camillero”, así de ridículo es cada que alguien va a tramitar cualquier cosa.

Regresemos al tema principal que es Iván; él lleva 4 meses intentando realizar su trámite de migración para que le den su tratamiento de antiretrovirales, cuatro meses sin medicamento, poniendo en riesgo su salud envuelto en una serie de trámites y burocracias sin sentido que más que ayudarlo, lo perjudican, pues tienen que saber que el medicamento antiretroviral, una vez tomado, no se puede dejar, pues es posible que el virus del VIH pueda mutar y convertirse en algo peor.

En palabras del propio Iván nos cuenta lo siguiente:

“¿Quién de mis contactos que labore en el IMSS puede darme una mano con mi proceso de migración de sistema?

Hace más de 4 meses que no recibo tratamiento pues, Clínica Condesa me lo negó a partir de agosto, por tener vigencia de derechos en IMSS; en IMSS me siguen dando vueltas entre La Raza, la UMF y El Hospital de Zona, pero hasta hoy cualquier pretexto administrativo es bueno para reagendar y reagendar mi cita de 1ra vez, que por cierto, la primera vez que asistí a dicha cita "de 1ra vez", me atendió una enfermera y, aunque ella me explicó el proceso y me solicitó los documentos (cuestionarios, recetas, y formatos), es comprensible que ella no pudo asignarme tratamiento ni solicitar estudios, por lo cuál me reagendó 2 meses después.

La segunda cita de 1ra vez la reagende tras enterarme que debía asistir con un resumen médico, expedido en Clínica Condesa, dónde debía hacer el proceso de baja del sistema con ellos.

Tras reagendar, acudí a Clínica Condesa, donde me dieron una referencia a La Raza y me comentaron que ya no debía asistir a mi cita de 1ra vez en el Hospital de Zona, pues con la dichosa referencia se duplicaría el proceso.

Total que en la Raza me dieron referencia de regreso para el Hospital de Zona y aquí estoy.

Llevo vueltas y vueltas y los enfermeros me siguen diciendo que no se dan abasto, que debo esperar hasta enero o febrero que tengan espacio para que me atienda un médico, pues tienen muchos pacientes agendados desde hace meses.

A pesar de tratar de acelerar el proceso y solicitar referencia-contrareferencia de urgencia, desde La Raza y desde Clínica Condesa, el enfermero de hoy en el Hospital MacGregor, dice que si los de La Raza tienen espacio, y tienen tantas ganas de acelerar mi proceso, ellos me deben dar el tratamiento.

Y total, que sigo aquí sentado, con un sistema inmune cada vez más debilitado, esperando a que me atienda un médico, para que me asigne TAR, y después de ello, puedan darme referencia-contrareferencia para neurología y poder tratar las crisis convulsivas.

Y dicen por ahí que la adherencia es responsabilidad únicamente del paciente, ya ni la chingan. ¡No mamen!

AIUUUDAAAAA”

Al día de hoy Iván por fin recibió su tratamiento vital, esto después de hacerlo publico en redes sociales surgieron personas que le permitieron llegar a las palancas correctas.

Y este caso no es el único, miles de pacientes en todo el país sufren por las pobres condiciones que el Seguro Social ofrece a los derechohabientes, no sólo por tratamientos de VIH, pero éstos en particular deberían ser prioritarios, ya que al no recibir tratamiento adecuado, el virus es propenso a esparcirse.

No es posible que los servicios de salud tengan estas condiciones y un servicio así de deplorable. Todos estamos de acuerdo que es necesario ponerle atención de manera urgente.

#desabasto #tramitesestupidos #decadenciadelimss

91 vistas
Nosotros

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes a la diversidad sexual en México interesados en difundir las noticias, bufe y perreo que nuestra comunidad provee a todo el mundo.

Contacto

E-mail:

webqueperra@gmail.com

 

Whatsapp:

+52 55 3997 6018

Redes Sociales
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey
Logo Que Perra Web

© 2017 ¡Qué Perra! Creado por y para la comunidad de Diversidad Sexual en México