• Efra Rendón

Los Contemporáneos II - Salvador Novo/"Nalgador Sobo": disidente, revolucionario (sexual)


Hola amigxs de ¡Qué Perra!, ésta semana les compartimos la segunda parte de la serie sobre los Contemporáneos -el grupo sin grupo-, dentro de esta entrega hablaremos sobre Salvador Novo, un disidente sexual, un revolucionario de lo homosexual.

Salvador Novo nació en la Ciudad de México en 1904, durante plena lucha revolucionaria, lo cual marcó su infancia y adolescencia sobre todo al trasladarse a Durango, donde observó lo cruento que fue la lucha armada entre las huestes federalistas y villistas.

Dicha crueldad fue vivida en carne propia con el asesinato de su tío Francisco por los villistas, al ser confundido con un federal. Su padre intentó ayudar a su hermano a escapar, sin éxito. Por haber cometido éste error fue obligado a exiliarse, sobre todo, por su origen español: Villa odiaba a los "gachupines". También, su madre fue golpeada mientras las tropas villistas saqueaban el hogar familiar.

Novo, vivió una infancia precoz, con experiencias homosexuales en muchos sentidos, experiencias que relata a detalle en "La Estatua de Sal", su joya autobiográfica planeada y planteada como un libro para la posterioridad en todo sentido, incluyendo su publicación.

Éste libro, que rompió los cánones sexuales establecidos, relató sus vivencias homosexuales, experiencias de vida que –de alguna u otra forma– lo marcaron. Desde los besos de infancia con el menor de los "hermosos hermanos Botello", el encuentro con Jorge González, un compañero del Colegio Modelo, quien durante la interpretación de Recuerdos de un Veterano fundió los labios húmedos y rojos con los de Novo. Relató la pérdida de su virginidad con el instructor del equipo de beisbol del Colegio, Pedro Alvarado, en un hotel cercano a la estación de trenes, experiencia que describe:

(...)hablamos de que ya pronto me iría a México, y no volveríamos a vernos. Él sugirió que debía dejarle un recuerdo; y adivinando cual seria, accedí(...)caminamos al hotel Washington por cuyo frente pasaban los tranvías de Gómez Palacios y Lerdo. Extrajo de su bolsillo trozos de franela para uniformes de beisbolista, y dándomelos, me indico que esperara a que pasara la corrida de Lerdo e hiciera como que bajaba del tranvía antes de entrar y preguntar por el hotel, diciendo que la llevaba unas muestras de tela para el equipo. Así lo hice. Una vieja visiblemente acostumbrada a estas diáfanas estratagemas, me miro con desprecio y me condujo por una escalera craqueante(...) Pedro cerró la puerta, la aseguró, y abrazándome, me llevo a la cama. A su presión volví la espalda, cerré los ojos, le dejé hacer, desabrochar mis pantalones con mano experta, tocarme y maniobrar con tan consumada pericia, que no experimente el menor dolor -auqnue tampoco el mínimo goce- al sentirme penetrado en un acto que imaginaba equivalente a la desfloración descrita en mis libros; pero que en la realidad de mi carne, guardaba apenas una semejanza con la introducción de las cánulas para enemas(...)Y ni vi, ni toqué su pene[1].

La autobiografía de Novo nos dibujó, con su visión única, la construcción del México posrevolucionario, así como nos dio una muestra de la vida de "ambiente", la homosexualidad expresada por sus integrantes, dentro de un grupo cultural de abolengo en la Ciudad de México, durante la primera mitad del siglo XX

Monsiváis describió a "La Estatua de Sal" como una “muy discreta marcha triunfal” que conjuntó la “niñez provinciana” de Novo con una experiencia plasmada por un gay a sus cuarenta años y, a través de su escritura, narró la “experiencia fundamental de su vida”, la homosexualidad.[2]

Dicha condición, la homosexual, es expresada, nunca ocultada ni negada. Novo era un afeminado, un gay de maneras y formas desfachatadas, quien contestó a las burlas con ingenio y maestría intelectual única, desafiando, de esta manera, las normas establecidas por el machismo que se impuso en todos los ámbitos nacionales la Revolución. Elías Nandino, poeta y disidente genérico, retrató al Salvador desafiante:

Una tarde quedamos de vernos en el estudio de Montene-

gro, y ahí decidimos ir a ver una obra en la que salía Chela

Padilla. En un camión nos subimos Pepe y Celestino Gorosti-

za, Jorge Cuesta, Gilberto Owen, Agustín Lazo, Roberto Rivera,

Xavier (Villaurrutia), Salvador (Novo) y ya no me acuerdo quién más. Casi ocupá-

bamos medio camión. Cuando llegamos a la esquina en que

nos teníamos que bajar, Salvador se levantó __echándose una

retocada, así muy rara__, jaló el timbre y gritó; "¡Hasta aquí,

jotos!" Nadie se movió, y entonces volteó y volvió a gritar:

¡Hasta aquiiií! y nos señalo con el dedo: "Tú, tú, tú..." Nos

bajamos rápido, como manada, y ya abajo no tuvimos más

remedio que reírnos.[3]

Observamos a nuestro Oscar Wilde mexicano que, a diferencia del escocés, mediante el afeminamiento y las buenas costumbres vivió en el medio nacional lo que en Estados Unidos se comenzó a conocer como el “camp”, la cultura de la extravagancia que influenció a generaciones de homosexuales mexicanos, los cuales la adoptarían y recrearían, mexicanizando ésta forma propia de expresión.

Novo se consolidó como una figura única en la escena mexicana, no sólo por su brillante trabajo como escritor, sino por adoptar un importantísimo papel en la disidencia sexogenérica a principios y mediados del siglo XX, así pues Salvador es maravilloso, es un "Mester de Joterías".

Retrato de Salvador Novo (El Taxi) 1924 - Manuel Rodríguez Lozano

Acervo Museo Nacional de Arte - INBA

Notas:

[1] Novo, Salvador. La Estatua de Sal. México. FCE. 2009. Pp. 110-111

[2] Monsiváis, Carlos. Que se abra esa puerta. Crónicas y ensayos sobre la diversidad sexual. Paidós-Debate Feminista. México. 2010. P. 115.

[3] Novo, Salvador. La Estatua de Sal. México. FCE. 2009 P.60.


#salvadornovo #NalgadorSobo #loscontemporaneos #LaEstatuadeSal #oscarwilde

49 vistas
Nosotros

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes a la diversidad sexual en México interesados en difundir las noticias, bufe y perreo que nuestra comunidad provee a todo el mundo.

Contacto

E-mail:

webqueperra@gmail.com

 

Whatsapp:

+52 55 3997 6018

Redes Sociales
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey
Logo Que Perra Web

© 2017 ¡Qué Perra! Creado por y para la comunidad de Diversidad Sexual en México