Ley Agnes - Ley Trans en Puebla ya es una realidad

Tras 10 años de resistencia, aunque con algunas reformas al dictamen original, el Congreso del Estado de Puebla aprobó con 34 votos a favor, 0 en contra y 6 abstenciones, en lo general, la Ley Agnes.

Tras una larga discusión por más de 4 horas, con puntos a favor y en contra, se avaló el dictamen con Minuta de Decreto que presentaron las Comisiones Unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y la de Procuración y Administración de Justicia de la Sexagésima Legislatura del Congreso del Estado, por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones del Código Civil para el Estado Libre y Soberano de Puebla.

En ese sentido, Puebla se convierte en el estado número 14 que aprueba dicha legislación a favor de las personas trans.



Las posturas a favor y en contra


Durante la discusión del tema, la diputada de Morena, Vianey García, recordó el asesinato de la activista trans, Agnes Torres el 9 de marzo del 2012.

Indicó que parecía que Agnes había conseguido más con su muerte, sin embargo, a más de 8 años de su asesinato, “ese aparente logro sólo se había quedado en papel”.

No obstante, dijo que hoy después de tanto, se votó la Ley Agnes.

El legislador del PRD Armando García Avendaño, delineó que con la Ley Agnes se va a poder establecer disposiciones que garantizan el libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la privacidad, el reconocimiento de la personalidad jurídica, el derecho al nombre y el derecho a la identidad, los cuales constituyen un derecho protegido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

“Es importante mencionar que el Partido de la Revolución Democrática ha tenido en claro que la democracia no es la ley de la mayoría, sino la protección de la minoría”, pues de la mano con la sociedad ha impulsado y logrado cambios normativos para romper estigmas que constituyen actos de discriminación y alcanzar el reconocimiento jurídico de los derechos de las personas LGBTTTI, buscando la igualdad sustantiva para garantizar los derechos humanos de todas las personas, más allá de su orientación, preferencia o identidad sexual, toda vez que sin distingo alguno deben gozar de los mismos derechos y libertades”, expuso.

En tanto, el diputado Hector Alonso llamó a la comunidad trans como “minorías socialmente reprimidas; y acusó que algunos diputados hoy los apoyen cuando en el pasado no lo hicieron.

“Es increíble cómo algunos diputadas se ponen la careta de defensores de las llamadas minorías socialmente reprimidas cuando al interior del Congreso esa careta se la han quitado para discriminar reprimir y violar el derecho de los legisladores del sexo masculino; y ahí si no hay violencia de género”.

Tonanzin Fernández, resaltó que al momento ya son 14 entidades que han reconocido este derecho; “en nuestro estado desaparecerá el rechazo, sociedad sin odio y sin actos violentos”.

Por su parte la diputada del PRI, Rocio García Olmedo, destacó que la comunidad trans ha sido víctima de muchos delitos, por el odio a su orientación sexual afectiva con personas de su mismo sexo, sea hombres o mujeres.

Destacó que al aprobar ese derecho se les garantizan a las personas trans no solo certezas jurídicas, sino también seguridad, “porque les garantizamos otros derechos, como salud, etc”.

No obstante, sentenció que el dictamen original en algunas de sus partes está invadiendo actos procedimentales “que no tenemos autorizados hacer”.

“Terrible el dictamen original por incondicionalidad e impugnable; por eso presento propuestas modificadoras y que puedan corregir otros puntos los cuales deben incluirse y modificarse”.

José Juan Espinosa, se pronunció a favor del dictamen, porque es una lucha de la sociedad civil organizada.

La aprobación no es producto de la congruencia parlamentaria o del líder del Poder Legislativo Gabriel Biestro, “si por ellos fuera los Derechos fueran los menos respaldado”; en contraparte dijo que es producto únicamente de los colectivos feministas y LGBTTI “que arrodillaron al Congreso”.

No obstante, el legislador evidenció que el decreto original invade las facultades de procedimiento; y subrayó que la Ley no entrará en vigor mañana, deberá esperar 60 días hábiles suponiendo que el Gobernador la publiqué mañana en el decreto.

Expuso que en 9 de las 13 entidades con estas leyes; las reformas entraron en vigor en una semana o un mes.

A su vez, el legislador Emilio Maurer, dijo que votó a favor porque cree en el recibimiento de derechos humanos. Indicó que por muchos años esos derechos fueron rezagados, fomentando la discriminación.

En su oportunidad, la diputada Guadalupe Esquitín, añadió que la identidad de género es un asunto muy importante.

En tanto, la diputada del PAN, Mónica Rodríguez, criticó el dictamen ya que contenía inconsistencias y fue hecho al vapor.

“Qué lamentable tener una vez más en este Congreso un dictamen improvisado, mal elaborado y mal aprobado a causa de las ganas de lucro electoral que pretenden obtener a través de este dictamen, por desgracia a causa de esta ansiedad electorera del grupo de mayoría y de su afán de tener rentabilidad política por este tema el dictamen no fue elaborado con la pulcritud jurídica que el tema merece”, matizó.

La legislatura Barbara Morán dijo que hoy resaltó que Puebla no se quedó atrás cómo sociedad al reconocer los Derechos de todos los poblanos. “Hoy su lucha se dignifica en Puebla”, puntualizó.

Al exponer, el diputado Marcelo García Almaguer, dijo que no existe razonabilidad para impedir sus derechos a una persona trans. “Se trata de un asunto humano y de justicia”.

La presidenta de la mesa directiva, Nora Merino, agregó que con esta legislación el rumbo del estado cambia. “Hoy debemos dejar de lado las voces que quieren dividir; dejar a Puebla que estaba anclada al pasado”, indicó.

Defendió que la aprobación no es un tema electoral, sino es en beneficio de las y los poblanos; y defendió que el dictamen no tiene errores. “Que no se disfrace como un tema político o ideológico”, acentuó.

A su vez, la legisladora Estefanía Rodríguez Sandoval, defendió la Ley Agnes y leyó algunos de los mensajes de las personas trans: “Ser trans es mi modo de vida no una moda”. “Ser trans es resistir en aspectos políticos y sociales; es ser sincera con tu cuerpo”. Y “para mí se ha complicado para qué el Estado me reconozca”.

Al opinar, la diputada Mónica Lara comentó que muchas personas no saben lo que quieren decir el término diversidad sexual.


“En la diversidad sexual cabemos toda la humanidad pues nadie ejerce su sexualidad de la misma manera que los demás”.


Con información de El Popular

Destacados 
Recientes